jueves, 1 de mayo de 2014

El rascacielos del poder y el dinero se llama 15 CPW




En Manhattan hay arquitectura para todos los gustos. Hay millones de edificios, viejos y nuevos, modernos y antiguos, esféricos y cuadrados, bajos y altos. Entre estos últimos, hay cientos de rascacielos, más o menos elevados, más o menos populares, más o menos ecológicos y más o menos simbólicos. Y luego está él, el rey, el conocido como 15 CPW, coordenadas del número 15 de la popular Central Park West de Nueva York.
En ese enclave se congrega la crème de la crème. Los directivos más influyentes de Wall Street, los más exclusivos de Silicon Valley, lo más selecto de Hollywood y lo más elitista de la alta sociedad neoyorquina. Es, en definitiva, el mayor núcleo de poder y dinero de la ciudad, lo que le ha valido el apodo del «rascacielos de los millonarios».
Pero ahora parece que es mucho más que eso. «Más que un edificio, 15 CPW representa un cambio masivo en el paradigma de la forma de vida de los ricos y famosos de Nueva York, es un referente en la evolución del panorama social y financiero de la ciudad», apunta Michael Gross en el libro House of OutrageousFortune (Casa de la fortuna insultante). La obra, que acaba de salir a la venta en EEUU, desvela los nombres de los inquilinos de la propiedad y algunos de sus secretos mejor guardados. Hasta ahora.
Uno de los vecinos más populares es Lloyd Blankfein, presidente y consejero delegado del banco de inversión Goldman Sachs, con un dúplex de 26 millones pagados en efectivo. Aunque intente pasar por anónimo prohibiendo al personal del edificio que se dirija a él por su nombre, lo tiene muy complicado. Aunque sólo sea porque siempre va acompañado de una legión de guardaespaldas, especialmente útil cuando durante la crisis el banquero recibía hasta cien cartas diarias de queja.
Aunque mayor es el muro de seguridad de Bob Diamond, ex consejero delegado de Barclays, que se mudó a Nueva York con su familia a un piso de 22 millones de dólares. Eso no evitó, sin embargo, que le robaran un carísimo cuadro incluso antes de que se instalara en lo que resultó ser la broma de un travieso vecino. O, al menos, eso es lo que pareció de cara a la opinión pública, sorprendida porque un asunto en el que intervino hasta el FBI terminara de esa forma. Aunque es algo comprensible si se tiene en cuenta que si algo importa de verdad en este edificio es la discreción.
Entrar en él no sólo depende de un estatus de dinero y poder. «La exclusividad no es sólo cuestión de cuánto se puede pagar, lo que importa es que uno encaje en el perfil de la construcción», apunta el libro.
Quizá por eso Wall Street «marcó la pauta» del vecindario. Blankfein, de hecho, es sólo la cabeza del ejército de banqueros de Goldman que ha comprado pisos en el rascacielos, como John E. Waldron, Ravi M. Singh, Ashok Varadhan o Thomas Wagner. «Los ejecutivos de Goldman insisten en que no mandaron cartas a sus clientes ni hicieron ningún tipo de esfuerzo organizado para atraer a sus colegas, pero tampoco lo mantuvieron en secreto», asegura Gross.
Otro nombre de alto perfil que apostó por 15 CPW es Sandy Weill, que compró un apartamento por 43 millones a los que sumó otros 10 millones en equipamiento de seguridad. En total, 53 millones que sirvieron como detalle de San Valentín a su esposa, una enamorada de las piscinas como la que tiene el 15CPW. El presente acabó en inversión: Weill vendió el piso por el doble hace dos años a Ekaterina Rybolovleva, hija del multimillonario ruso Dmitry Rybolovlev. Pagó 88 millones de dólares, convirtiéndose entonces durante algunos meses en el apartamento más caro de todo Nueva York.
Los porteros y el servicio de mantenimiento del rascacielos lamentaron especialmente su marcha, pues Weill llegó a entregar 90.000 dólares en propinas en sólo un año. Eso supone cerca de 2.250 dólares para cada uno de los 40 porteros, frente a la media de 100 a 500 dólares de un propietario corriente de este rascacielos (en el resto de Manhattan son unos 50 dólares).
Así se puede explicar que el personal ingrese al año unos 22.500 dólares en propina, y hasta 100.000 dólares por servicios especiales. El gerente del 15 CPW, que en Estados Unidos se conoce como súper, llega así a facturar hasta 600.000 dólares en extras.
Precios
Son salarios acordes a los precios del inmueble. Frente a las ventas iniciales por un mínimo de 1,8 millones de dólares y un máximo de 10 millones, hoy un apartamento se valora en 150 millones. Especialmente el ático del piso 42, que incluye la conocida como La reina de las terrazas gracias a sus tres lados abiertos a la calle, con vistas a Central Park.
Es muy difícil lograr una rebaja sobre ese precio. Uno de los pocos que lo consiguió fue el actor Denzel Washington, que a cambio de poder usar su nombre para convencer a otros vecinos, consiguió una ganga: 13 millones por su piso. Otros fracasaron en el intento, pues «entre un tercio y la mitad de los primeros interesados en comprar nunca llegaron a hacerlo», según Gross.
Es el caso de Ricard Fuld, que negoció un posible acuerdo cuando aún era consejero delegado de la quebrada Lehman Brothers. O de Carl Icahn, el popular tiburón de Wall Street que busca cambios radicales en empresas como Apple o Yahoo!, que tanto buscar ofertas por los escasos áticos acabó perdiendo su oportunidad. Se le adelantó Daniel Loeb, que pilota Third Point, y que adquirió uno de los pisos por 45 millones cuando las torres eran sólo un dibujo en un plano y un agujero en el suelo, y que ha tenido algún que otro problema con los vecinos por la temperatura del agua de la piscina.
En el gremio financiero, le acompañan, entre otros inquilinos, Daniel Och, cofundador de otro hegde fund, Och-Ziff Capital Management. En su día, figuraba en esta exclusiva lista también James Kohlberg, hijo del fundador de KKR, si bien nunca llegó a mudarse. También es muy nutrida la legión de magnates de alta tecnología de Google o Yahoo!, compañía que cofundó Jerry Yang, otro de los vecinos de la famosa torre.
Entre otros sectores, destaca Brian Roberts, consejero delegado de Comcast, o Brian France, su homólogo en Nascar. Más famosos son otros personajes poco relacionados con la economía, como A-Rod, una de las estrellas de los Yankees de Nueva York , que recibía en su piso las visitas de Cameron Díaz.
El vecindario multiplica su popularidad en fechas especiales, como la del cumpleaños de Sting, otro de los grandes inquilinos, a cuya fiesta acudieron invitados como Robert de Niro, Bruce Springsteen, Lady Gaga, Robert Downey Jr., Tom Hanks o Jake Gyllenhaal. Supermodelos como Naomi Campbell y Gisele Bundchen también han sido visitantes regulares al rascacielos de los millonarios, por el que también han pasado Bill Clinton, Al Gore o Alec Baldwin a algunos actos especiales celebrados en la torre.
A esta lista se suman «propietarios de gobiernos no estables, para quienes este lujoso rascacielos sirve como una especie de póliza de seguro contra la posibilidad de cambios en sus países de origen que afecten a sus millonarias fortunas».
La construcción más cara de la ciudad
El 15 de Central Park West es, en realidad, un doble edificio: dos torres de 19 y 43 plantas conectadas por un pasadizo de cristal y que se construyeron entre 2005 y 2008. En las últimas décadas, ninguna otra propiedad ha conseguido permiso para ocupar toda una manzana, motivo por el que 15 CPW es una leyenda que ha cambiado la cara oeste de Manhattan. Diseñado por el arquitecto Robert AM Stern y valorado en mil millones de dólares (fue el solar más caro jamás vendido en la ciudad), tiene poco más de 200 viviendas que en rarísimas ocasiones salen a la venta. En la actualidad, tan sólo se ofrece una residencia en propiedad (por 65 millones de dólares) y dos apartamentos en alquiler por más de 30.000 dólares, unos precios que incluyen el disfrute de algunas de las comodidades del rascacielos, como el teatro privado, la biblioteca forrada de madera de nogal, el restaurante de 66 plazas, el spa o la piscina con vistas a Central Park. Un entorno que, como define el libro ‘House of Outrageous Fortune’seduce a la «generación de riqueza creada entre 1995 y 2005, cuyo referente ya no es dónde vivía Rockefeller». Echando la vista hacia atrás, su importancia se compara a la de la Trump Tower en 1983, que ha atraído a personajes como Steven Spielberg, Michael Jackson, Elton John, Bruce Willis o Sophia Loren.
¿Quién vive ahí?
Lloyd Blankfein. El CEO de Goldman Sachs es la cabeza de una legión de inquilinos del banco.
Sandy Weill. El ex consejero delegado de Citi regaló a su mujer un piso en esta torre por San Valentín.
Sting. El cantante es famoso en el edificio por sus fiestas de cumpleaños, con invitados como Bruce Springsteen.
Bob Diamond. El exjefe de Barclays fue víctima de un robo en su piso. Intervino hasta el FBI.
Jerry Yang. El cofundador de Yahoo! es uno de los muchos representantes del sector tecnológico.
A-Rod. La estrella de los Yankees paga un alquiler mensual de 30.000 dólares. Aquí se reunía con Cameron Díaz.
Daniel Loeb. El líder de Third Point ganó la puja por un piso a Carl Icahn, el temido tiburón de Wall Street.
Ekaterina Rybolovleva. La hija del multimillonario ruso Dmitry Rybolovlev compró un piso por 88 millones, batiendo el récord de Nueva York.
Denzel Washington. A cambio de una rebaja, el actor aceptó que se usara su nombre para promocionar el 15 CPW.<br/><br/><a href='http://www.expansion.com/2014/04/25/entorno/casas_y_estilo/1398444585.html?cid=FCOPY33701'>El rascacielos del poder y el dinero se llama 15 CPW,Entorno, expansion.com</a>




PATROCINADORES:


INGEYCON INGENIERIA Y CONSTRUCCIONES
IINGEYPRO INGENIERÍA Y PROYECTOS. OFICINA TÉCNICA DE CONSTRUCCIÓN

www.ingeypro.com

info@ingeypro.com 


Ingeypro es Oficina técnica de empresas constructoras

Ingeypro es documentación técnica para contratación de obras

Ingeypro es Redacción de Estudios de Gestión de Residuos, 

Ingeypro es Redacción de Planes de Gestión de Residuos, 

Ingeypro es Redacción de Estudios de Seguridad y Salud, 

Ingeypro es Redacción de Planes de Seguridad y Salud, 

Ingeypro es Redacción de proyectos, 

Ingeypro es Asistencia técnica, 

Ingeypro es Gestión de obras: Seguimiento de plazos, preparación de comparativos, asesoramiento técnico a la contrataciónIngeypro es Preparación de licitaciones: Documentación técnica, contacto con la administración, estudios técnicos y económicos, elaboración de estrategias para reducción del coste directo e indirecto. ingeypro en Cáceres, Badajoz, Madrid, Sevilla

ingeypro son arquitectos en Cáceres y Badajoz
ingeypro son arquitectos técnicos en Cáceres y Badajoz
ingeypro redacta proyectos de arquitectura y de ingeniería
ingeypro es Certificado de Eficiencia Energética

No hay comentarios:

Publicar un comentario