miércoles, 15 de febrero de 2012

En muchos edificios públicos, la forma no se subordina a la función

Si la forma se subordinara a la función, entonces usted debería poder mirar un edificio y tener una buena idea sobre la función que cumple", recalca Jack Nasar, coautor del estudio, y profesor de planificación regional y urbana de la Universidad Estatal de Ohio. "Eso no es lo que se encontró en nuestro estudio, lo que hace pensar que la forma no se subordina a la función, al menos en la arquitectura estadounidense y en otras que sean afines".

Los resultados van más allá del ámbito académico. Tal como señala Nasar, cuando los edificios muestran claramente su propósito, ello puede ayudar a los visitantes a identificarlos con mayor facilidad desde lejos, haciendo la vida más cómoda para todos en una ciudad y ahorrándole tiempo a la gente en sus desplazamientos.

Nasar llevó a cabo el estudio con Arthur Stamps, del Instituto de Calidad Medioambiental de San Francisco, y Kazunori Hanyu, de la Universidad de Nihon en Tokio, Japón.

Nasar y sus colegas querían saber en qué medida la forma de los edificios públicos comunica realmente su función. Así, de una lista de funciones de edificios, los investigadores seleccionaron cuatro tipos al azar, los cuales incluyeron en este estudio. Entonces buscaron en un directorio telefónico local del área de San Francisco para encontrar tres ejemplos de cada uno de estos cuatro tipos de edificios.

Uno de los investigadores visitó cada uno de los 12 sitios, fotografió los edificios y retocó digitalmente las imágenes para quitar todos los anuncios y letreros.

Entonces seleccionaron a 160 personas de tres ciudades distantes (Columbus en Ohio, Montreal y Tokio) para que vieran las 12 fotografías y dedujeran cuáles correspondían a un ayuntamiento, un teatro, un museo de arte o una biblioteca.

Si las respuestas se escogiesen completamente al azar, los participantes podrían acertar en el 25 por ciento de los casos. Así, el hecho de que las suposiciones correctas fueran de sólo el 32 por ciento de las expresadas, significa que la forma no se subordina a la función en estos edificios.

Arquitectura edificios públicos
Imágenes de edificios que vieron los participantes en el estudio. (Foto: OSU)
Por ejemplo, los participantes tendían más a decir que los ayuntamientos eran bibliotecas, que otra clase de edificio. Y los museos eran considerados ayuntamientos o teatros más veces de las que eran correctamente identificados como museos. Por otra parte, los resultados revelaron escasa diferencia entre las respuestas de estadounidenses, canadienses y japoneses.

Los investigadores también verificaron si los edificios habían sido construidos para otros propósitos del que tenían actualmente; y si bien algunos estaban siendo usados para nuevos objetivos, Nasar y sus colaboradores encontraron que tanto la reutilización como el uso original no representaban muchas diferencias en cuanto a sugerir la función a través de la forma, y tampoco la edad de los edificios resultó significativa. 



Fuente: solociencia.com
Enlace patrocinado por
info@ingeypro.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario